BIO BUSINESS 5.0

Noticias

Normas de compostaje de Chile: Clasificación y Requisitos según la NCh 2880

Con la creciente importancia de la sostenibilidad y la gestión responsable de residuos, la NCh 2880 sirve como un recurso valioso para comprender cómo producir y clasificar compost de manera efectiva. En 2005 se estableció una norma para asegurar que el compost elaborado en Chile sea de alta calidad, promoviendo prácticas ambientales responsables.

La Norma NCh 2880 es un conjunto de normas y lineamientos que ayudan a garantizar la calidad e inocuidad de los productos.
El Instituto Nacional de Normalización (INN) además de otros organismos se han unido para crear un conjunto de reglas para el compostaje en Chile, asegurando que el compost producido cumpla con ciertos estándares. Es importante comprender los puntos principales de la norma.

Alcance y aspectos de la norma:
La norma se aplica a todo el abono elaborado en plantas de compostaje especiales que se venden como abono, exceptuando al que se elabora sin permiso en bosques y parques nacionales, y a los residuos orgánicos peligrosos.

Clasificación del compost:
El compost se puede clasificar según su procedencia y su composición. Los residuos orgánicos pueden provenir de granjas, bosques, animales e incluso de la pesca, entre otras cosas. Por otro lado, la calidad del compost está determinada por sus características físicas, químicas y biológicas. La NCh 2880 establece los estándares tanto para la materia prima como para el producto compostado para asegurar que cumplan con ciertos requisitos básicos.

Requisitos Físicos y Químicos: Para asegurase de que el compost producido sea seguro y de calidad, se deben vigilar los niveles de metales pesados, verificar el pH, medir la conductividad eléctrica y su estabilidad.

Requisitos Microbiológicos: El compost debe mantener ciertos niveles de limpieza, asegurándose de la ausencia de patógenos y otros organismos potencialmente nocivos.

Requisitos específicos para agricultura orgánica:
En el caso de la agricultura orgánica, el compost debe cumplir con estándares aún más estrictos para garantizar la seguridad de los cultivos.

Etiquetado y Registro:
El compost destinado a la venta debe tener una etiqueta clara que indique su contenido, de dónde proviene y otra información relevante. Además, es importante realizar un seguimiento de producción de abono y de su calidad.

Importancia de la NCh 2880:
Al utilizar compost de alta calidad, éste hace que mejoren las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, lo que ayuda a que las plantas crezcan mejor, fomentando una agricultura más sostenible.
La gestión adecuada de residuos fomenta el reciclaje de residuos orgánicos, lo que ayuda a reducir la necesidad de vertederos y minimizar el impacto ambiental.
Esta norma, además, garantiza que el compost esté libre de gérmenes dañinos u otros microorganismos que puedan enfermar a personas o animales.

Creemos en hacer las cosas de la manera correcta, cuidar nuestro planeta y asegurarnos de dejar un impacto positivo. La NCh 2880 es una herramienta fundamental para garantizar que el compostaje en nuestro país no sólo sea efectivo, sino también seguro y sano para la Tierra y nuestras fincas. Al seguir estos estándares, estamos ayudando a crear un mundo más verde y sostenible para todos.

Si desea obtener más información sobre el estándar y cómo poner en práctica estas prácticas en su empresa o comunidad, puede consultar nuestro sitio web.

Todos los Derechos Reservados Biobusiness Chile

Scroll to Top